CORFO refuerza el emprendimiento en Alto Hospicio

Programa de Emprendimientos Locales

hugo-jil_A un mes y medio de iniciado el Programa de Emprendimientos Locales (PEL), de CORFO, en la comuna de Alto Hospicio, ya se vislumbran resultados prometedores. Hasta la fecha, los 60 micorempresarios seleccionados para tomar parte de esta iniciativa, han participado en cursos de Administración de Costos, Gestión de Clientes, Imagen Corporativa, Marketing, Contabilidad Básica, uso de Exel, Uso de Word y Computación, entre otras, además de un sin número de asistencias técnicas y asesorías en terreno, correspondientes a las áreas más débiles de cada negocio, identificadas por los mismos emprendedores.

Según explica el Director del Proyecto, David Pasten de CORDUNAP, el PEL es un programa que emerge desde los cimientos de la Corporación de Fomento para la Producción (CORFO) “con el objetivo de mejorar la gestión de las empresas de menor tamaño y así lograr una mayor competitividad del sistema productivo, apoyando a los emprendedores de la comuna de Alto Hospicio, a través de un subsidio a inversiones que les faculte acceder a nuevas oportunidades de negocio, aportando hasta 1 millón de pesos para la adquisición de Implementación en Bienes de Capital, además de desarrollar sus competencias y capacidades a través de capacitaciones, asesorías y asistencias técnicas, que permitan a los microempresarios mejorar y fortalecer el funcionamiento de sus negocios”.

Hugo Jil, uno de los dueños de la empresa Aguas San Andrés, parte del Programa de Emprendimientos Locales de Alto Hospicio, cuenta que su hermana María Teresa y él, comienzan esta “aventura del agua purificada”, a partir de la detección de una necesidad en la naciente comuna de Alto Hospicio. “Nosotros vimos una carencia en la comuna, además de una oportunidad de negocio, pues el agua purificada aumenta sus volúmenes de venta cada año y quisimos poner una planta de agua purificada en Alto Hospicio, para Hospicio. A pesar de que vimos en esto un negocio, esto uno lo hace, porque le gusta, con el tiempo se va encariñando y se involucra, por eso todo el proceso del agua lo hacemos nosotros, las etiquetas las hacemos nosotros, tenemos una maquinita para poner los tapones, pegamos los sellos con la pistola de calor… Todo el proceso es hecho a mano y contamos con materiales de primera. Nos preocupamos del que el agua sea buena y el producto final sea el óptimo.”

Tanto es el entusiasmo y esfuerzo que estos hermanos impregnan en su negocio que, en el corto plazo, proyectan la adquisición de un vehículo que les permita distribuir su producto de mejor forma, labor que hasta el momento es asumida por ellos mismos, trabajando fines de semana y feriados para cumplir los compromisos con sus clientes. “Siempre a uno le hacen falta cosas, y en este caso, CORFO nos permitirá disponer de un bien material, un vehículo que estaríamos comprando por la mitad del precio. También hemos participado de las capacitaciones y a pesar de hay algunas cosas que domino, porque soy Ingeniero en Administración, siempre hay cosas nuevas que aprender, para actualizarse. Nosotros todavía somos pequeñitos, pero tenemos la película bien clarita, sabemos lo que queremos, entonces si CORFO nos da la mano, obviamente nosotros estamos felices” concluye Hugo Jil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: