Lo desconocido de la gran gesta.

A las dos horas de iniciado el combate, Grau al contemplar el heroísmo de prat y sus hombres, envío el siguiente mensaje ”ríndase capitán, queremos salvar la vida de un valiente”. este gesto revela la gran persona que era Grau, además de que, él conocía a muchos de los marinos chilenos, en especial a Oscar Viel, capitán de fragata y comandante de la corbeta Chacabuco, quien era su concuñado al estar casado con Manuela Cavero hermana de su esposa Dolores, pertenecientes a una gran familia limeña.

foto 1 lo desconocido de la gran gesta

Grau tuvo diez hijos y mostró sus dotes de caballero y respetuoso de sus  enemigos, al escribirle la sentida carta que envío a la viuda de Prat.

Otro testimonio de la grandeza de Grau lo demuestra en la carta que envío a su cuñada Manuela, esposa del comandante Viel, en la que expresa: queridísima hermana; dentro de una hora estaré de regreso a Iquique, donde distingo el vapor que va al sur; y he querido aprovecharlo para dirigirte estas cuatro líneas, con el principal objeto de saludarte y mandarte muchísimos cariños para mis siempre recordadas sobrinitas.

Más adelante continúa: ya estarás informada del encuentro de nuestros buques con la vieja Esmeralda y Covadonga…….

El valiente comandante de la “Esmeralda” murió como un héroe en la cubierta de este buque, en momentos que emprendió un abordaje temerario.  Yo hice un esfuerzo supremo por salvarlo, pero desgraciadamente fue ya tarde.

Su muerte me amargó la pequeña victoria que había obtenido y pasé un día muy afligido.
foto 2 lo desconocido de una gran gesta
Conservo de Prat su espada con los tiros y algunas otras frioleras que te remitiré oportunamente, para que se las hagas entregar a su pobre viuda, que las estimará como un triste recuerdo de su infortunado esposo………….

A  el cielo le pido que me separe siempre de la “Chacabuco”, porque para mí sería la más grande desgracia, tener que combatir con Viel, a quién tanto quiero. Cuando le escribas salúdalo con afecto.

Nuevas caricias a mis ahijaditas, y tú recibe un abrazo que desde aquí te envía  con todo su corazón tu hermano y compadre que tanto te quiere.

Estos testimonios reflejan la hidalguía de este gran señor que va a morir destrozado a bordo del Huáscar  en Angamos  y que fue sepultado en el mausoleo  de la familia Viel en Santiago, en donde permaneció hasta el 27 de junio de 1890 en que fue repatriado al Perú.
RAÚL CORDERO ALANIZ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: