EN ASUNCIÓN, LA “ROJA” VOLVIÓ A ROMPER LA HISTORIA

La Selección chilena venció a Paraguay como visita después de 28 años, con anotaciones de Matías Fernández y Humberto Suazo, y quedó tercero en la tabla a la espera del partido ante Bolivia.

Veintiocho años después de su última victoria por las eliminatorias en el Defensores del Chaco, la Selección chilena volvió a romper la historia –como lo hizo antes al vencer por primera vez a Argentina- y ganó con brillo y absoluta legitimidad a Paraguay, con goles de Matías Fernández y Humberto Suazo. La victoria sobre el líder de las clasificatorias sudamericanas supone no sólo imponer las virtudes del fútbol agresivo de la “Roja”, sino que –con 23 puntos en la tabla- además se convierte en un paso gigante en las aspiraciones chilenas de dar el salto final al Mundial de Sudáfrica.

En definitiva, el equipo de Marcelo Bielsa hizo un partido perfecto en la capital paraguaya. Por ordenamiento en la cancha, aplicación individual, solidez colectiva y su capacidad para definir el partido en los momentos claves del juego, la Selección redondeó su mejor actuación de esta etapa y en el balance cuesta encontrar desequilibrios en un grupo compacto y rendidor donde –sin embargo- los centrales Ponce y Jara estuvieron brillantes para neutralizar todos los intentos del ataque guaraní. Sólo ese poderoso argumento explica que Chile despojara a Paraguay de sus primeros puntos en casa, tras una campaña perfecta como local.

Tempranamente, a los 13 minutos, la “Roja” acertó con la llave que le abriría las puertas del triunfo. Alexis habilitó a Matías Fernández por el centro, y pisando el área el volante de Villarreal conectó un derechazo en diagonal que se metió pegado al poste del arco paraguayo. Entre los 20 y los 30 minutos el dueño de casa tuvo sus mejores pasajes y llegó a dominar el campo: a los 23’ Bravo debiò salir a treinta metros de su valla para rechazar con el pie, y a los 30’ Medel alcanzó a despejar de cabeza desde la raya del arco.

En el segundo tiempo, Bielsa incluyó a Millar para manejar más el balón en la refriega del mediocampo y Chile mantuvo su mayor claridad en el dominio. A los 48’ Beausejour remató recto al cuerpo del portero Villar tras una gran maniobra de Suazo y apenas dos minutos después otra acción del zurdo derivó en un centro al segundo palo que Humberto Suazo liquidó con un cabezazo certero que se transformó en el 2 a 0 definitivo. Luego, Mancilla y Orellana dieron nuevo aire al cuadro nacional y Paraguay insistió en centros y pelotazos frontales que sólo remarcaron la notable tarea cumplida por la zaga nacional. Y en virtud de esa faena consistente de Chile, los paraguayos terminaron luchando con impotencia y pifiados por su propio público.

El triunfo, con similar trascendencia al que consiguió sobre Argentina en el Nacional, enseña que esta Selección ya se acostumbró a romper la historia con sus grandes actuaciones. Desde 1981 que la “Roja” no ganaba en el Defensores del Chaco, y la hazaña deja al equipo nacional más cerca del objetivo mundialista mayor. El miércoles viene Bolivia y las cuentas sugieren que la celebración final no es una quimera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: