Condenan a Miguel Buccioni a dos años de presidio por amenazas.

miguel buccioni m Con la prueba rendida por la Fiscalía de Iquique en un juicio oral que duró cuatro días, el Tribunal Oral en lo Penal resolvió condenar al empresario Miguel Buccioni Meza y a su empleado Pedro Jorrat Navarrete a las penas de 2 años de presidio como autores del delito de amenazas condicionales en contra del ex administrador del gimnasio Fitness. De acuerdo a lo probado en el juicio oral, el 10 de diciembre de 2007, la víctima se presentó a su ex lugar de trabajo, Gimnasio Fitness, a petición del nuevo socio, Miguel Buccioni Meza, y conducido por Pedro Jorrat Navarrete, con el objeto de negociar los términos de su finiquito laboral. Una vez en la oficina de administración ubicada en el subterráneo del recinto, donde le esperaban también sus antiguas empleadoras María y Patricia Paredes Álvarez, entró Miguel Buccioni, quien bajo insultos le preguntó por qué le había incendiado la discoteca Roma Santa, y luego de propinarle unas bofetadas, pidió a Jorrat su arma de fuego, revolver marca Astra, calibre 38 especial, cuyo cañón metió en la boca del afectado con la mano derecha, mientras con la izquierda lo mantenía tomado de su chaleco, expresando que si no le entregaba la identidad de los autores del incendio, lo mataría. Luego, entregó el arma a Jorratt Navarrete, quien la puso en el cuello de Pacheco, mientras Buccioni Meza le decía que le daba una semana para entregarle los antecedentes, bajo amenaza de agresión y muerte por terceros o personalmente, ordenándole también no denunciar lo ocurrido, o de lo contrario, haría efectiva su amenaza mortal también contra su familia. En el juicio oral, el fiscal Patricio Llancamán presentó los testimonios de la víctima, de su esposa y de los funcionarios de la Policía de Investigaciones que participaron en el procedimiento. Además presentó a un perito químico de la PDI que encontró rastros de ADN de la víctima en el cañón del revólver incautado a Pedro Jorrrat, y a un sicólogo que dio cuenta del estrés postraumático que aún sufrió la víctima tras ocurridos los hechos. El fiscal también presentó prueba documental relativa a una condena de multa que tenía Miguel Buccioni por el delito falta de lesiones leves, y dos condenas por apropiación indebida y manejo en estado de ebriedad de Pedro Jorrat. Presentadas las pruebas, y considerando que a los acusados les afectaba la agravante de ejecutar el delito portando arma de fuego, el Tribunal resolvió condenar a cada uno de los acusados a la pena de 2 años de presidio menor en su grado medio. Además se les impuso la prohibición de acercarse a la víctima y su grupo familiar por el mismo periodo. El Tribunal resolvió otorgarle a Miguel Buccioni el beneficio de la remisión condicional de la pena, quedando sujeto al control de Gendarmería por el término de 3 años. A Pedro Jorrat se le concedió el beneficio de la reclusión nocturna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: